• Gabriela García

MÁS ALLÁ DEL BÁSQUET


En el medio del cese de actividades debido al COVID-19, el presidente de la Asociación Paranaense de Básquet, Augusto Barbaglia, habló con Doble y Falta para opinar sobre distintos temas. Como afectó esta situación, la actualidad de la entidad que dirige, los proyectos que se llevan a cabo en el básquet de la ciudad y otros asuntos de importancia.



El deporte no fue ajeno a la situación que atraviesa el mundo por esta pandemia. Con una diferencia días, la suspensión total de las actividades se decretó en La Liga Nacional, Liga Argentina, el Torneo Federal y menores ligas. Los comunicados de la CABB y ADC dieron por sentado el párate.


La Asociación Paranaense de Básquet tomó sus recaudos y rápidamente se sumo al cese. Desde Doble y Falta dialogamos con el presidente de la misma, Augusto Barbaglia, quien desde su rol nos contó detalles de cómo se vive esta situación en el básquet de nuestra ciudad.


Al principio, la incertidumbre era grande, por lo que Barbaglia comenzó contando: “En esta situación tan anómala y desgraciada, nos pasó como a todo el mundo. Las noticias iban naciendo una vez que se unificaban criterios, a partir de lo que mandaban desde la parte de gobierno y de las entidades de salud, sobre los cuidados que había que tener. Sumada la gravedad que iban tomando todo este tema minuto a minuto”.


La idea de detener las actividades fue cada vez más fuerte y sensata. Mientras la misma tomaba firmeza, declaró: “El mismo día de la presentación del torneo Dos Orillas en Santa Fe, tuvimos que suspender de inmediato la primer fecha. Después enseguida vinieron las directivas a nivel gubernamental y ese mismo día, llego la notificación desde la Federación que indicaba la suspensión de actividades en todas las categorías y ramas”.


Una vez tomadas las medidas, la comunicación con los distintos clubes sobre las acciones a llevar a cabo, se mantuvo constante. “Todas fueron en tiempo y forma, debatidas en comisión directiva de la Asociación y después consensuadas con el resto de los clubes o por entre medio de sus delegados” y agregó: “Estamos a la espera de los tiempos que es lo que uno no puede manejar. Ahora el foco de la atención y de la prioridad es la salud de la población”.


Por otro lado, destacó el actuar de las diferentes instituciones, las cuales pusieron sus instalaciones y recursos a disposición de las autoridades del gobierno, a modo de ayuda para hacer frente a este momento. “Con estas actitudes, se puede ver que los objetivos que se fueron siguiendo a través de estos años, con la exigencia, la solidaridad y el trabajo, dan sus frutos”. “Quiero dejar mis felicitaciones y es un orgullo la forma en la que se están manejando desde las subcomisiones y clubes. Ninguno ha dado un paso al costado, ni ha dado la espalda a esta cuestión de emergencia. Esta es la enseñanza que nos deja el deporte, los valores que inculca, y que hace a una sociedad que respeta y es solidaria”.


LA COMPETENCIA, EN ESPERA


Los torneos organizados por la Asociación, recién estaban por comenzar. Por lo pronto, asomaba el Dos Orillas. En ese panorama, el titular de la APB explicó: “Con la directiva de Santa Fe estamos en continua comunicación. Tenemos claros los objetivos anuales de cada asociación, que son jugar cada uno sus torneos asociativos y también jugar el interasociativo. Todo va a depender la fecha de iniciación y cuando se levanten todas estas restricciones”. Luego de eso, aseguró: “Van a tener un tiempo determinado en el cual podrán volver a entrenar. Desde el momento en el cual el club se habilite, se va a determinar la fecha de inicio del certamen y la forma. Seguramente se van a modificar algunos formatos para adecuarlos a los tiempos”.


Al calendario de lo que resta del año, hay que sumarle la parte de la Federación entrerriana. El Torneo liguilla tanto en formativas, como la primera de mayores, que quedó en instancias de semifinales. Además se suman los torneos de selecciones asociativas, provinciales y los argentinos, que son los que determinan en gran medida las distintas fechas. En referencia, opinó: “Algo va a tener que restringirse, pero es una medida que se toma desde arriba hacia abajo, desde la CABB, a Federación y de por último las Asociaciones”.


LOS FRUTOS DE UN TRABAJO PERSISTENTE


“Todos estos años han sido de crecimiento constante y continuo en cuanto a jerarquía y trabajo de los clubes. Siempre fueron exigiéndose cada vez más y perfeccionándose”, argumentó a la hora de hablar acerca de los avances que se han notado en este deporte. “El hecho de que el año pasado hayan ganado el Dos Orillas dos equipos de Paraná, denota un crecimiento de los equipos a nivel asociativo. Hubo años en los que ni siquiera estaban en semifinales”. En ese sentido, acotó: “La competencia con Santa Fe es beneficiosa para los equipos de Paraná. Salvo algún club, la mayoría lo ve como una competencia superadora y jerárquica. Es necesaria para seguir en este nivel” y añadió: “A su vez, siempre se trata que el torneo asociativo sea el más importante para nuestros equipos. Ese respeto tratamos de imponerlo de buena forma todos los años”.


La relación con cada institución es amena. A pesar de existir diferencias, siempre se debate para llegar a buen puerto. Es por eso que manifestó: “Cuando hay censo, se debate y discuten las propuestas, en consecuencia se vota y se acompaña con el resultado. Somos muy abiertos al debate, no se deja ninguna opinión de lado, sino que se elige la más factible, coherente o beneficiosa. Respetando los objetivos que son el crecimiento y trabajo en todas las divisiones, para agrandar las bases. Queremos una base amplia, para que la pirámide llegue más arriba”.


El compromiso con las divisiones formativas, también es muy importante. Desde la APB cuentan con diferentes programas para trabajar en todos los clubes, implementándolos año a año. Con las selecciones, el proceso de las mismas mejora a cada chico, independientemente si queda o no después. Con el proyecto ‘Pro Básquet’ cada niño mejora sus condiciones. Para ello, el foco pasa por entrenar, no por ganar. Barbaglia resumió en ese aspecto: “Nosotros nunca le dijimos a un técnico que el fin era ganar, sino que fuese el trabajo en función de las expectativas de los pibes. Después los resultados vienen solos”.


Además, se trabaja en todas las entidades respecto de la parte técnica y física de los basquetbolistas, a la medida que ha estado al alcance. En cuanto a los técnicos, son llamados periódicamente para que den su punto de vista. Por el lado de los árbitros, el colegio de los mismos tiene un curso inicial, el cual cuenta con muchos interesados para llevarlo a cabo. Desde la asociación, se ha dado lugar a una mejor comunicación para lograr el desafío de subir el nivel de excelencia en el arbitraje, para estar a la par de la exigencia de la competencia.


VARIOS AÑOS EN EL ÁMBITO


Augusto Barbaglia lleva un importante periodo de tiempo relacionándose en este ambiente. Consultado por el tema, explayó: “Hace tiempo que vamos dejando enseñanzas dirigenciales, marcando un rumbo que se va modificando depende de las necesidades de los clubes y las expectativas. Siempre ponemos la vara lo más alto posible”. Personalmente, afirmó: “En este momento me toca a mi estar de titular. Orgullosamente la Asociación es la más grande de Entre Ríos y es una de las más importantes del país por cantidad de clubes. Uno está para mejorar el lugar donde pasa”. Por último, concluyó: “Las expectativas siempre son seguir creciendo, generando, fomentando, escuchando, consensuando y haciendo que la gente se acerque a colaborar y a proponer. Esperemos estar a la altura de las expectativas de los clubes”.



#APB #AugustoBarbaglia