"ESTOY MUY CONTENTO CON MI CARRERA DEPORTIVA"


Foto: UNO Entre Ríos

Pablo Jaworski es un jugador de básquet oriundo de la ciudad de Paraná. Actualmente se encuentra en el Club Atlético Estudiantes, institución en la que hizo las divisiones inferiores. En una extensa charla con Doble y Falta habló sobre sus inicios en este deporte y su carrera como basquetbolista profesional.

El base de 37 años se inició en el básquet del CAE, donde permaneció hasta los 16 años. Luego pasó al Atlético Echagüe Club, lugar en el que debutó en la Primera a los 17, participó del Torneo Nacional de Ascenso y jugó hasta el año 2002. Después se fue a probar suerte a Italia, donde estuvo por cuatro temporadas. En el 2006 decidió volver al país para jugar Liga Nacional con Regatas de Corrientes en la temporada 2006/07 y con el Centro Juventud Sionista durante la temporada 2007/08. Por un año volvió a Italia para formar parte del plantel del Lucky Wind Foligno, equipo de la Serie C. En el 2009 se dio su vuelta a Sioni para disputar la Liga Sudamericana. Y después de una experiencia en Tucumán, en el año 2011 pasó a Tomás de Rocamora para jugar el TNA, hasta el 2014 cuando regresó al AEC. Su carrera profesional finalizó en el año 2016 en Comunicaciones de Mercedes, equipo que disputaba el TNA. Actualmente está jugando en la Primera de Estudiantes y dirigiendo algunas categorías inferiores del Albinegro.

-¿Cómo fueron tus inicios en el básquet?

-Mis inicios fueron acá en el club (CAE) cuando tenía 11 años. Venía con mi hermano mayor que jugaba al básquet y en esa época la cancha todavía estaba al aire libre.

-¿Quién te impulsó a seguir en este deporte?

-Cuando era chico hice varios deportes, tuve la oportunidad de probar varias disciplinas, ya que era un chico al que le gustaba mucho el deporte y estaba mucho tiempo en el club. En un momento me decidí, porque no podía hacer todas juntas y la que más me gustaba era el básquet.

-Más adelante se dio tu llegada a Echagüe, logrando debutar en la Primera, jugando Torneo Nacional de Ascenso en 1998 y manteniéndote durante varias temporadas, ¿cómo fue esa experiencia de jugar el TNA siendo tan joven?

-Fue un paso importantísimo. Cuando estaba en las categorías cadetes del CAE estaba buscando alguna posibilidad de meterme en un equipo profesional porque estaba decidido a jugar al básquet. No se me fueron dando y en ese momento jugaba la Liga Provincial de Mayores a los 16 años. Hasta que se hizo un campo de reclutamiento en Echagüe, en el que yo no participé porque en ese momento no tenía muchas intenciones de pasar al Negro. Pero luego me vinieron a buscar, me dijeron que querían contar conmigo y fue una gran decisión que tomé. En la misma me ayudó Carlos Aguirre, que era mi entrenador en Estudiantes, quien me dijo que si yo quería jugar al básquet que me vaya; y lo hice. A los 17 años se me dio la chance de debutar en el TNA, fue un gran paso y una gran decisión haber ido al club donde di mis primeros pasos como profesional.

-Luego en el 2002 te tocó ir a jugar a Italia, ¿cómo fue esa experiencia?

-Fue una experiencia muy buena para mí, sobre todo en lo personal. Era la primera vez que yo salía de casa porque todavía vivía con mis padres y tomé la decisión para tratar de progresar. En ese momento la situación del país no era la mejor, se me dio esa chance de emigrar junto a varios compañeros y fue una experiencia muy enriquecedora sobre todo desde lo humano. Crecí mucho y la pasé muy bien. Luego tomé la decisión de volver porque el nivel deportivo que había allá no era lo que yo buscaba.

-Con respecto al nivel basquetbolístico, ¿hay mucha diferencia con el básquet de Argentina?

-Allá tenés la Serie A que era muy importante en ese momento. Y sino por cuestión de reglamento jugabas sí o sí la Serie C, ya que no permitían que los extranjeros participaran en la Serie B que es la categoría en la que yo aspiraba a disputar en ese entonces. Al estar en la Serie C era un nivel más bajo al que yo estaba jugando en el TNA, y al principio me interesó la propuesta porque teóricamente ascendiendo desde esa categoría podía jugar en la Serie B. No se dio, terminó en un juicio que hicimos todos los argentinos y nos rechazaron todo aunque yo tenía la doble ciudadanía. A partir de ahí decidimos volver al país por el tema del nivel y yo me sentía capaz de probar algo un poco mejor.

-¿Cómo fue la experiencia desde el lado de lo cultural?

-Desde ese lado fue muy buena. Yo fui sin hablar bien el idioma y allá se me dio el tiempo para aprenderlo. Me gustó mucho esa experiencia. También aprendí a escribir, a leer de corrido y al estar cinco años allá no tuve inconvenientes. Hice muchos amigos en los lugares donde estuve y aún mantengo contacto con esas personas.

-Después volviste a jugar Liga Nacional y enfrentaste jugadores de gran nivel, ¿cómo fue llegar a jugar en la máxima categoría de nuestro básquet?

-Era un sueño que yo siempre anhelaba, disputar la Liga Nacional de acá y fue muy buena. Estuve en Regatas de Corrientes, después jugué en Sionista donde también participamos de la Liga Sudamericana y me fue relativamente bien. Si hubiera estado en el nivel con el que terminé los últimos años de TNA, creo que podría haber tenido más oportunidades. Pero por distintos motivos tuve que bajar de categoría y jugué varias temporadas ahí. Siempre me llevé cosas positivas tanto de Regatas como de Sioni, de los cuales estoy agradecido.

-En el 2014 se dio tu vuelta a Echagüe, ¿cuáles fueron las sensaciones de volver al club donde diste tus primeros pasos como profesional?

-En ese momento que volví al AEC estaba muy contento por volver a jugar en mi ciudad después de mucho tiempo y en una competencia importante como el TNA. Ahí tuve una lesión importante que me impidió disputar en la primera parte como hubiera deseado y después tuvimos una segunda parte muy buena en la que el equipo se acopló muy bien. Estuvimos en un gran nivel y perdimos un quinto partido contra Unión de Santa Fe en un Play Off. Si pasábamos hubiéramos dado que hablar porque teníamos un gran equipo. Pero no se dio y fue una experiencia muy buena jugar otra temporada más en Echagüe y que se haya llenado tanto la cancha.

-¿Cómo fue tu última experiencia como profesional?

-Luego de esa temporada en Echagüe donde no se dio como para seguir, terminé jugando en Comunicaciones, un club de primera y que al año siguiente ellos lograrían el ascenso. Fue una temporada muy buena. Por algunas circunstancias se dio que fue la última, a pesar de que tenía el objetivo de jugar unos años más profesionalmente. Pero por cuestiones que inclinaron la balanza decidí volver a Estudiantes. Creo que terminé bien y no me puedo arrepentir del paso que tuve por el TNA.

-¿Cómo se dio la vuelta a Estudiantes y cómo es pasar de jugar en un nivel profesional a la Primera B de la Asociación Paranaense de Básquet?

-La comisión directiva quería que yo vuelva al club y que me sienta parte después de tantos años. Por una cosa u otra no se daba porque yo tenía intenciones de seguir jugando profesionalmente. Ahora le estoy agradecido a la gente que me permitió volver porque es la mejor decisión que tomé. Puedo estar con mi familia, me pude volver a integrar al club, después en el básquet uno trata de dar lo mejor y apoyar en lo que me necesiten. Pero hoy le doy importancia al trabajo, estoy enfocado en mi familia, estoy más pendiente de ellos que de venir a entrenar. También estoy entrenando a las divisiones inferiores.

-Jugaste 14 Torneos Argentinos con la Selección de Entre Ríos y lograste cuatro títulos, ¿cómo fue esa experiencia y qué se siente estar en la Selección?

-La Selección de Entre Ríos significó muchísimo para mí. Jugar 14 torneos con la mayor es una buena marca que tengo ahí, pero en ese momento no caía de lo que estaba logrando. Lo que me quedó fue jugar con los mejores de la provincia y estoy totalmente orgulloso de haber vestido esa camiseta. Se dio que salí campeón cuatro veces, pero también he tenido otras experiencias donde hemos perdido finales. Hemos llegado casi siempre a semifinales excepto una. Siempre la selección entrerriana peleó, estuvo bien representada y eso es otra de las cosas que me enorgullecen por haber sido parte. Hoy tengo la oportunidad de ser mánager de la Selección como en el año pasado. Me siento muy bien, tengo un gran trato con los chicos con los que compartí equipo y que son lo que más extraño. Las semanas que estuvimos en Neuquén me sentí muy cómodo y ojalá pueda seguir ligado a este seleccionado que para mí es el mayor orgullo.

-Vos comentabas que estuviste de mánager el año el último Torneo Argentino, ¿cómo es esa experiencia de ya no estar dentro de la cancha? ¿te dan ganas de jugar?

-Sí, es difícil. Nunca pensé que iba a tener tantas ganas de entrar cuando fui a ayudar. Al ver entrenar a los chicos todos los días que se preparaban para un partido, yo trataba de ayudar al cuerpo técnico comandado por René Richard, a Juan que era el asistente. Es otro rol totalmente distinto que traté de separarlo lo más posible. Cuesta pero voy a tratar de estar más preparado para el próximo y ojalá pueda seguir mejorando en esa función que es muy importante.

-A la hora del retiro, ¿querés seguir ligado al básquet?

-Si quiero llegar lejos como entrenador voy a tener que hacer la misma vida que tuve como jugador y no estoy dispuesto a hacerlo. Como técnico me gusta lo que hago, me apasiona dirigir a las categorías en CAE. Intento dar lo mejor de mí, pero no tengo las ambiciones de llegar lejos como técnico. Voy paso a paso y más adelante ver. Hoy estoy muy cómodo con lo que tengo acá en el club, de dar lo mejor posible y me siento bien así. Más adelante evaluaré si llega alguna propuesta pero no es mi idea dirigir Liga Nacional.

-¿Hay un partido que te haya marcado en tu carrera?

-El primero que se me viene a la cabeza es en Neuquén 2004 cuando erré el último tiro con la Selección de Entre Ríos y perdimos la final contra Santa Fe. Pero si me pongo a pensar fríamente tengo varios partidos buenos para recordar y no tengo uno en particular.

-¿Algún técnico que te haya marcado?

-Los técnicos del Estudiantes siempre me marcaron porque me ayudaron a estar acá. Y después, profesional, tuve muchos. Silvio Santander fue uno que me selló mucho a nivel entrenador. Y después tengo para recordar a Martín Amdem que me dio una mano en un momento importante de mi carrera que lo necesité, y me marcó mucho. Por suerte me he cruzado con grandes entrenadores que me han quedado tanto en lo personal como en lo basquetbolístico.

-De chico tenías muchos sueños de jugar profesionalmente, si ese chico viera la carrera que hiciste, ¿qué creés que pensaría?

-Cuando yo estaba en esta cancha tirando con mis amigos, soñaba el máximo. Te lo podría decir mi hermano que siempre me acompañaba y al que le voy a estar agradecido siempre por iniciarme en este deporte, también a mi señora. No sé qué diría ese chico hoy, pero estoy muy conforme con lo que hice. Seguramente me quedaron algunas cosas por cumplir como a casi todos los jugadores de básquet, pero en ese momento tomaba las decisiones que pensaba que eran las mejores. Después hay cosas que no se dieron y me hago un mea culpa porque no estuve preparado en ese momento por diferentes motivos que no me permitieron estar en el nivel que quería estar. Pero no tengo ningún tipo de arrepentimientos y si hay algo de lo que estoy seguro es de que siempre di el 100% . Conocí muchas personas, tengo amigos dentro de este deporte, recorrí muchas canchas que era mi sueño y estoy muy contento por mi carrera deportiva.

TRAYECTORIA PROFESIONAL

1999-2000: Atlético Echagüe Club (TNA)

2000-2001: Atlético Echagüe Club (TNA)

2001-2002: Atlético Echagüe Club (TNA) 2002-2003: Piacenza 2003-2004: Pall. Soverato (Italia-C1)

2004-2005: Aosta (Italia-C2)

2005-2006: Buckler Aosta (Italia-C2)

2006-2007: Regatas Corrientes (Liga A) 2007-2008: Centro Juventud Sionista de Paraná (Liga A) 2008-2009: Lucky Wind Foligno (Italia-C2) 2009-2010: Centro Juventud Sionista de Paraná (Liga Sudamericana) Belgrano de San Nicolás (TNA) 2010-2011: Tucumán BB (TNA) Banda Norte (TNA) 2011-2012: Tomás de Rocamora (TNA) 2012-2013: Tomás de Rocamora (TNA) 2013-2014: Tomás de Rocamora (TNA) 2014-2015: Atlético Echagüe Club (TNA) 2015-2016: Comunicaciones de Mercedes (TNA) ARGENTINO DE MAYORES Jugó 14 Torneos Argentino de Selecciones y ganó 4 títulos (Sunchales 2003, Misiones 2005, Mendoza 2008 y Concordia 2013). Su última participación fue en Tucumán 2015.

#PABLOJAWORSKI #ESTUDIANTES #SIONISTA #INFORMESESPECIALES #ECHAGUE