UNA BUENA DEFENSA TAMBIÉN PUEDE HACER LA DIFERENCIA


¿Cuál es el estado de las canchas de básquet de los clubes paranaenses? ¿Se le da la importancia necesaria a las medidas de seguridad para cuidar el físico de los jugadores? Protagonistas relacionados a este deporte opinaron acerca del tema.

Uno de los temas quizás poco considerado en el ámbito del deporte local es el de la seguridad y la integridad física de los jugadores en relación a la infraestructura de los estadios y a las medidas de prevención que los clubes adoptan para cuidar a los protagonistas del juego.

En la actualidad, en 14 clubes de la ciudad se practica básquet : Recreativo Bochas Club, Club Atlético Olimpia, Atlético Echagüe Club, Club Atlético Patronato de la Juventud Católica, Club Atlético Libertador San Martín, Club Atlético Paracao, Club Atlético Talleres, Paraná Rowing Club, Club Atlético Estudiantes, Quique Club, Club Ciclista Paraná, Centro Juventud Sionista, Club San Agustín y Atlético Neuquén Club.

Para tener datos más precisos y una evaluación detallada acerca de este tema, Doble y Falta realizó un recorrido por cada uno de los clubes recién nombrados. En primera instancia, se puede observar que, en términos reglamentarios, todos los clubes respetan las condiciones mínimas que les exige la Asociación Paranaense de Básquet con respecto a la ubicación de los obstáculos de alrededor del rectángulo de juego (deben estar a un metro de las líneas laterales, y a dos metros de las líneas finales). Otras coincidencias que se encuentran es que en todas las canchas los soportes de los aros están cubiertos por colchonetas, que las tribunas están alejadas de las canchas y, además, que los estadios tienen una buena iluminación.

En cuanto a las deficiencias, en Recreativo, San Martín, San Agustín y Estudiantes, es necesario colocar una superficie acolchonada en las barandas perimetrales, en el caso de Echague, colocarlas en los carteles de publicidad. En la misma línea, en Rowing, San Agustín, Talleres, Ciclista, Echagüe y Recreativo, se debe completar la cobertura de colchonetas en los sectores detrás de los aros, ya que sólo hay en la parte del medio y no en las esquinas. Por otro lado, en Olimpia, San Agustín y Rowing, se debe cubrir con artículos de protección toda la pared, situada a un costado de la cancha. Además, en el CAE, faltan elementos preventivos en los postes que se encuentran a un lado de la línea lateral. Distintos son los casos en Patronato, Neuquén y San Martín en referencia al piso deportivo, ya que las canchas no poseen parqué.

Vale destacar el buen trabajo hecho por Sionista, Ciclista y Paracao en los últimos años. En Sioni, las butacas se renovaron, hubo mejoras en los vestuarios, se agregaron luminarias nuevas, hay colchonetas en ambos sectores detrás de los aros, entre otros. Mientras que en el CAP y en Ciclista, se pueden ver que existe una distancia considerable entre las líneas laterales y finales en relación a los obstáculos de alrededor de la pista, y también la cobertura de colchonetas en las paredes y en la mesa de control.

También, hay que mencionar que hace un meses y medio, en el gimnasio del Club Atlético Talleres, se colocó una superficie acolchonada en la baranda lateral, con el fin de proteger la integridad física de los jugadores.

“Estamos muy lejos”

Pablo Rochi, periodista deportivo, quien actualmente trabaja en El Diario, Canal Once, entre otros, fue crítico con la situación que vive el básquet local. Aseguró que se debería darle más importancia a la seguridad de los jugadores y a la infraestructura de los estadios, y que falta mayor inversión por parte del Estado y de los clubes. Además, destacó algunos aspectos a mejorar de cara al futuro.

-¿Crees que las canchas de básquet de la ciudad son seguras para los jugadores?

-Lo que sucede en el básquetbol y en todos los deportes en Paraná, es que los clubes tienen infraestructuras que son añejas, y que van tratando de corregirlas como pueden, pero no son las adecuadas. Hay clubes que tienen estadios que son galpones o que son de espacios chicos, y dentro de ese panorama se hace lo que se puede. Esa es la realidad que le toca vivir al básquet de Paraná. Al margen de ello, hay algunos que son más acordes que otros. Nunca pasó nada, pero eso no quita de que alguna vez pueda pasar, que haya una jugada de contacto o un empujón y un jugador termine chocando contra una pared. Hasta ahora nunca pasó nada, pero está dentro de las posibilidades.

-¿Crees que se debería darle más importancia?

-Sí, se debería darle importancia. No solamente en la infraestructura, sino también con seguros deportivos por lesiones. Tengo entendido que los clubes deben tener un seguro deportivo para cada uno de los jugadores, lo cual me parece muy bien. Y no solamente en el básquet, también en otros deportes, que los clubes tengan cursos de RCP para jugadores y espectadores, desfibriladores en cada uno de los estadios, eso debería implementarse lo antes posible.

-¿En qué aspectos deberían mejorar los clubes para brindarle mayor seguridad al jugador?

-Para darle mayor seguridad debería haber una fuerte inversión. Pero no solamente desde los clubes, sino también desde el Estado, para que los mismos estén capacitados para brindar seguridad a los deportistas. Hoy, el deporte de alto y mediano rendimiento exige una capacidad física muy importante y esa exigencia debería ser acorde con la seguridad que tendría que tener un deportista. La infraestructura no es solamente tener estadios con tribunas lindas, baños lindos, sino que tiene que ver con la seguridad del deportista y del espectador, y en ese sentido estamos muy lejos.

“Están en condiciones”

Valentín Elena, uno de los árbitros que tiene la Asociación Paranaense de Básquet (APB), dio su opinión acerca del estado de las canchas de la ciudad y a la infraestructura de los clubes. También expresó que hay cosas por mejorar, y manifestó que durante su trabajo ningún jugador se ha lesionado por descuidos en los estadios.