SIGUE SUMANDO

Actualizado: abr 26


Por la quinta fecha del Torneo Alfredo Carrere en la Primera A, Echagüe venció a Recreativo por 68-60. Fue un partido muy parejo que se definió sobre el final y, de esa manera, consiguió su segundo triunfo en sus cuatro presentaciones.

El partido arranco parejo con Echagüe lastimando con jugadas elaboradas y con un Recreativo que hacía daño en los contra ataques (5-4). A falta de cinco minutos, el Bochas se puso por delante en el marcador tras una gran combinación de Franco y Santiago Ghiggi (7-8). Pero enseguida el Negro logró volver a ponerse adelante tras dos robos importantes (14-10). Faltando un minuto, Echagüe sacó una ventaja de cinco pero Recreativo a través de un buen juego de pases logró reducir la diferencia a un punto, finalizando el cuarto 17-16.

En los primeros dos minutos del segundo cuarto, solo Recreativo logró convertir un doble y ponerse arriba por un punto (17-18). En cinco minutos de un cuarto muy corto en puntos, el conjunto de Calle Italia sacó una diferencia de seis puntos, ya que mantuvo una defensa muy fuerte y logró buenos ataques (17-23). A falta de cuatro minutos, Echagüe logró cortar con la sequía convirtiendo sus primer dos puntos en lo que iba del cuarto (19-23). Después, el conjunto de Calle 25 de Mayo convirtió varios puntos, dar vuelta el marcador y finalizó el primer tiempo con una ventaja de siete puntos (32-25).

En el arranque del segundo tiempo, se vio un Recreativo más motivado que redujo la ventaja a cuatro puntos (36-32). A cinco minutos del final del tercer cuarto, se vio mejor al conjunto dirigido por Juan Salamone que atacó con paciencia siendo superior al local (38-39). Faltando dos minutos, el conjunto dirigido por Oscar Bonell dio vuelta el marcador y se puso arriba por dos puntos (43-41). El cuarto finalizó igualado en 45 tras dos simples convertidos por el Recre (45-45).

El último cuarto empezó con un local efectivo de cara al aro ya que convirtió cinco puntos seguidos; mientras que recreativo no lograba convertir (50-45). A seis minutos para el final, se vio un partido muy parejo donde ambos equipos convertían en casi todos sus ataques (52-50). Tras ocho minutos jugados del último cuarto, el conjunto dirigido por Bonell se imponía sobre el de Salamone por tres puntos (57-54). Echagüe siguió aumentando la ventaja y a falta de un minuto estuvo arriba por ocho puntos, diferencia que mantuvo hasta el cierre del encuentro.